Grebarsan, Mi rincón fotográfico

Un rincón para perderse con amigos

Lagarto Ocelado

El Lagarto ocelado (Lacerta lepida), es el lagarto más grande de la península, de cuerpo muy robusto, capaz de alcanzar tallas enormes, de extremidades bien desarrolladas y cola de doble longitud que el resto del cuerpo. La cabeza es grande, armada de poderosas mandíbulas. El cuerpo es verde-amarillento, adornado por grandes ocelos azules; coloración juvenil verdosa con ocelos claros.

Aunque son capaces de alcanzar tallas verdaderamente enormes, lo normal es que las tallas no sobrepasen los 620 mm de longitud total.

Las mandíbulas son francamente poderosas capaces de romper la quitina que recubre los élitros de los escarabajos y de propinar dolorosos mordiscos a quien lo importuna, apretando aún más al intentar librarnos de sus fauces.

El dorso y el costado, presenta un verdadero mosaico de gran belleza formado por pequeñas escamas dorsales que son redondeadas y coloreadas de verde, negro, azul y amarillo.

Antaño era un lagarto muy frecuente, pero la persecución de que ha sido objeto desde tiempos inmemoriales lo ha hecho sólo localmente común. En algunas zonas de la península se ha convertido en una especie escasa.

Los enemigos naturales directos son la Culebra bastarda (Malpolon monspessulanum) y el Águila culebrera (Circaetus gallicus), para los cuales constituye el lagarto una parte importante de su régimen.

En algunas áreas el lagarto ocelado es consumido casi como exquisitez gastronómica, e incluso en algunas zonas es usado para la elaboración de “Licor de Lagarto”, macerado en orujo o aguardiente.

Por otra parte los cazadores acusan al lagarto ocelado de diezmar las poblaciones de piezas cinegéticas como las codornices y las perdices, aunque su incidencia no es tan importante como se pretende.

Los seguimientos realizados hasta la fecha en las carreteras españolas consideran al lagarto ocelado como el segundo reptil en número de atropellos detectados (SCV, 2002).

Fuente: http://nuestronombre.es/puntatlantis/naturaleza/fauna/reptiles/lagarto-ocelado/

Gregorio.

Anuncios

diciembre 13, 2010 - Posted by | General, Macros, Naturaleza

4 comentarios »

  1. Bonito ejemplar, pero como me entere yo que te entretienes molestando lagartos te vas a enterar 🙂

    Comentario por Don Eduardo García | diciembre 14, 2010 | Responder

    • Vamos con un experto en estos temas y siempre se queda tal cual lo encontramos, este lo descubrimos por casualidad al levantar una piedra, le hicimos unas fotos y se volvio a refugiar en el mismo sitio, ya puedes dormir tranquilo Edu.

      Comentario por grebarsan | diciembre 14, 2010 | Responder

  2. Nos ha extrañado a Irene ya al que escribe, que tuvieras un lagarto domesticado. Con la lectura de la respuesta al anterior comentario hemos salido de dudas.
    El detalle de la piel nos ha maravillado. Cuanta belleza de la naturaleza escondida estamos apreciando con tu magnídicas fotos.
    Gracias otra vez, amigo, por tu generosidad.

    Comentario por Salvva | diciembre 15, 2010 | Responder

  3. Algunas imágenes me recuerdan a las teselas de la catedral de Santa Sofía de Estambul, maravilloso regalo, que generosamente ofreces, Gregorio.

    Comentario por Ana | diciembre 16, 2010 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: