Grebarsan, Mi rincón fotográfico

Un rincón para perderse con amigos

Roma-Vaticano-segundo dia

Hoy tenemos por delante un día intenso.

Empezamos en la Plaza de San Pedro para ir hacia los Museos Vaticanos.

El Vaticano es un minúsculo estado independiente enclavado en el corazón de la capital
italiana.

La Plaza de San Pedro es un punto esencial para cualquier visitante a Roma, que se sentirá
sobrecogido ante la majestuosidad arquitectónica del entorno.

CAPILLA SIXTINA Y MUSEOS VATICANOS

Los museos vaticanos son enormes y para conocerlos a fondo se requiere más de un día.
Se encuentran a cinco minutos a pie de la Plaza de San Pedro.

Los Museos Vaticanos nacieron con una pequeña colección privada de esculturas perteneciente a Julio II (1503-1513) situada en el llamado “Patio de las Estatuas del Belbedere” hoy llamado “Patio Octágono”. Los Papas fueron los primeros soberanos que pusieron sus colecciones de arte y sus palacios a disposición de la cultura y del publico.

Los Museos Vaticanos y las Galerías Pontificias nacen con los pontificados de Clemente XIV(1769-1774) y Pío VI (1775-1799), por esta razón los museos toman el nombre de museo Pio-Clementino. Mas tarde Pío VII (1800-1823) amplió notablemente las colecciones de Antigüedades Clásicas, añadiendo el Museo Chiaromonti y el Brazo Nuevo, y enriqueció la Colección Epigráfica situada en la Galería Lapidaria.

Laocoonte.

Ésta fue una de las obras más representativas del período helenístico. Fue realizada por Agesandro, Atenodoro y Polidoro de Rodas hacía el año 50 d.C. y la podemos encontrar en el Museo Pio Clementito del Vaticano de Roma.
*** La escultura representa el instante en el que el sacerdote Laocoonte es enroscado por dos serpientes junto a sus dos hijos. El conjunto escultórico representa la impotencia y el dolor sobrehumano ***

 Incendio de Borgo

Según el Liber Pontificalis el Incendio de Borgo, que da el nombre a la zona, estalló en el año 847 en el barrio enfrente a la basílica de San Pedro: León IV (pontífice desde 847 hasta 855), al impartir la bendición solemne desde la Logia de las Bendiciones, apagó milagrosamente el fuego, salvando de esta manera a la iglesia y al pueblo.

La Capilla Sixtina debe su nombre al Papa Sixto IV della Rovere (pontífice desde 1471 hasta 1484) quien hizo reestructurar la antigua Capilla Magna entre el año 1477 y el 1480. La decoración del s. XV de las paredes incluye: las falsas cortinas, las Historias de Moisés (paredes sur – entrada) y de Cristo (paredes norte – entrada) y los retratos de los Pontífices (paredes norte – sur – entrada).

Fue realizada por un equipo de pintores formado originariamente por Pietro Perugino, Sandro Botticelli, Domenico Ghirlandaio, Cosimo Rosselli, coadyuvados por sus respectivos talleres y por algunos de sus colaboradores más estrechos entre los que destacan Biagio di Antonio, Bartolomeo della Gatta y Lucas Signorelli.

Sobre la bóveda, Pier Matteo d’Amelia pintó un cielo estrellado. La realización de los frescos tuvo comienzo en 1481 y se concluyó en 1482. A esta época se remontan también las siguientes obras en mármol: el tranqueo, el coro, y el escudo pontificio encima de la puerta de entrada. El 15 de agosto de 1483 Sixto IV consagró la nueva capilla a la Asunción de la Virgen y la dedicó a ella. Julio II della Rovere (pontífice desde 1503 hasta 1513), sobrino de Sixto IV, decidió modificar parcialmente la decoración de ésta, confiando el encargo a Miguel Ángel en 1508, quien pintó la bóveda y los lunetos, en la parte alta de las paredes.

En octubre de 1512 el trabajo había terminado y el día de Todos los Santos (1° de noviembre), Julio II inauguró la Sixtina con una misa solemne. En los nueve recuadros centrales se hallan representadas las Historias del Génesis, desde la Creación hasta la Caída del hombre, el Diluvio y el nuevo renacer de la humanidad con la familia de Noé.
La grandiosa composición realizada por Miguel Ángel entre 1536 y 1541, se concentra en torno a la figura dominante del Cristo, representado en el instante que precede a la emisión del veredicto del Juicio.

El Juicio final suscitó entre sus contemporáneos reacciones violentas, como por ejemplo la del Maestro de Ceremonias Biagio da Cesena, quien dijo que “era cosa muy deshonesta en un lugar tan honorable haber realizado tantos desnudos que deshonestamente muestran sus vergüenzas y que no era obra de Capilla del Papa, sino de termas y hosterías” (G. Vasari, Vidas). Las polémicas, que prosiguieron por años, hicieron que la Congregación del Concilio de Trento en 1564 tomase la decisión de hacer cubrir algunas de las figuras del Juicio consideradas “obscenas”. El encargo de pintar drapeados de cobertura, las llamadas “bragas” fue dada a Daniel de Volterra desde entonces conocido como el “braghettone” (Pone-Bragas).

Aquí terminamos la visita a esta maravilla y vamos a visitar la Basilica.

La Basílica de San Pedro alcanzó su aspecto actual gracias a la intervención de Carlo Maderno, que retomó la estructura basilical de cruz latina, y definió el aspecto escenográfico de la fachada.


Los trabajos de la basílica terminaron en 1626 y consagrada solemnemente bajo el pontificado de Urbano VIII. Entre 1656 y 1667, por voluntad de Alejandro VII, Bernini proyectó y realizó el monumental pórtico de columnas de la Plaza de San Pedro, colocando en su centro el obelisco del siglo I a.C., situado originariamente, en el centro del circo de Calígula, lugar del martirio de san Pedro. En 1585, el obelisco fue trasladado por Domenico Fontana y colocado en el lugar actual, siguiendo órdenes del papa Sixto V.

La Basílica de San Pedro posee una capacidad de 20.000 fieles. Mide unos 190 metros de largo, el ancho de las tres naves es de 58 metros, la nave central tiene 45,50 metros de altura, hasta la cima de la bóveda, la cúpula alcanza unos 136 metros de altura hasta la cruz.

El interior, caracterizado por grandiosas decoraciones en mosaico, constituye el precioso joyero que custodia algunas de las más célebres obras de arte del mundo, como el Baldaquino de Bernini y la estatua de la Piedad de Miguel Ángel.

Ahora toca subir los 551 escalones para disfrutar de las vistas desde su cúpula.

Vista de la plaza de San Pedro.

Museos Vaticanos y Capilla Sixtina.

Y llegó la hora de regresar, nos alejamos dejando atras la gran plaza con dirección al Castel de SantAngelo.

Construido a orillas de Río Tiber en 123 d.C., el Castillo de Sant Angelo es visible desde varios rincones de la ciudad. En su origen fue el mausoleo del emperador Adriano, y posteriormente finalizado por Antonio Pío en el 113, un año después de la muerte de Adriano. La Tumba Imperial donde se guardan las urnas con las cenizas de los emperadores, se encuentra en el segundo piso. El castillo continuó como mausoleo hasta la muerte de Caracalla en el siglo III, cuando pasó a ser una fortaleza conocida como la Ciudadela de Roma. La estatua de San Miguel corona las almenas y fue agregada en 1753.

 

Y terminamos la noche en Plaza Navona comiendo un Tartufo.

Fuente: Web.

Gregorio

Anuncios

marzo 7, 2009 - Posted by | General, Lugares del mundo

5 comentarios »

  1. mira que a mi el tema de la religion como que no pero seguro que hasta en un sitio de estos hago fotos, me encanta la de la escalera de caracol

    Comentario por lmparra | marzo 7, 2009 | Responder

    • Es el unico sitio donde tenia claro que queria hacer esta foto socio, espero que algun dia lo puedas disfrutar tu tambien.

      Comentario por grebarsan | marzo 7, 2009 | Responder

  2. Sin comentarios…..

    Comentario por marisa | marzo 8, 2009 | Responder

  3. guao todas estan lindas me encantan me gutaria tener mas fotos sera que me las pueden enviar a mi mesenger estoy un poco metido en la religion y me encanta es una experiencia maravillosa les deseo lo mejor del mundo y sigan con ese trabajo que es marevilloso y me llaman mas la atencion son las pinturas me encantan. y tambien me gusta pintar pero no pinto tan lindo como esos cuadros que estan ahi y para terminar la plaza se ve expectacular me gustaria conocerla algun dia que dios los bendiga y sigan adeilante

    Comentario por mauro | julio 19, 2009 | Responder

  4. son muy bonitos las fotos del museo del vaticano me gustaria algun dia ir a visitarlos apenas me gradue

    Comentario por Adner Machado | octubre 18, 2009 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: